Los maestros que trabajan con las nuevas tecnologías potencian sus conocimientos y aptitudes

El uso de la tecnología brinda a los maestros una oportunidad extraordinaria para enseñar de forma verdaderamente integradora e interactiva.

En las instituciones que se abren a los nuevos recursos, el papel del profesor se está redefiniendo.

Según los resultados de una investigación realizada en Finlandia, Suiza y Bélgica, al usar la tecnología el papel del maestro pasa del de un proveedor tradicional de conocimientos al de un facilitador que guía el procesos de aprendizaje de los estudiantes y que se involucra con ellos en la resolución de problemas (Technology as Facilitator of Quality Education: A Model).

Esto quiere decir que la tecnología no lo sustituye, por el contrario, se convierte en una herramienta que permite al docente dar mucho más de sí, de sus conocimientos y aptitudes.

Por lo mismo, se halla frente a un desafío para su desarrollo profesional y su formación docente, que requiere de su buena disposición y de una capacitación adecuada.

Humanamente Digital

En el caso de Knotion, desde su origen fue definido como ‘humanamente digital’, y para la organización es esencial que se mantenga ese paradigma, que en otras organizaciones no queda claro.

Para Knotion, la participación de más actores humanos en la formación de los alumnos es la piedra angular de cualquier ecosistema educativo.

Un elemento característico de la Educación 5.0 es que todos los actores de la comunidad educativa deben participar, lo que otorga un rol muy relevante a las familias.

La tecnología, entonces, es solo una herramienta, no un fin.

La tecnología en las aulas dinamiza procesos, atrae la atención de los estudiantes, permite estadísticas claras y actualizadas sobre los resultados del aprendizaje y mejora la manera en que los alumnos aprenden. Sin embargo, nunca podrá reemplazar las características y particularidades de los seres humanos.

La capacidad humana de mirarse de frente, conversar, debatir, apoyarse y sonreírse mutuamente es irrenunciable e irremplazable, y es deber de todos los educadores modernos aplicar ese paradigma en todas las acciones con sus alumnos.

Solo así formaremos nuevas generaciones más sanas, prósperas, sustentables y felices.

Te puede interesar...