Metodología para aprender

La otra mitad de la mejor educación moderna

Por Knotion

¿Lo recuerdas? 

Aprendimos física y química memorizando aburridas fórmulas que aparecían en un libro, y preguntándonos permanentemente qué función cumplirían esas fórmulas en la vida real. 

Aprendimos historia memorizando datos como fechas de batallas y nombres de próceres, que seguramente olvidamos para siempre apenas pusimos un pie fuera del salón.

Intentamos adquirir el gusto por la lectura mediante textos largos y pesados que eran muy difíciles de conseguir y trasladar, y sobre todo, de leer.  

Aprendimos matemáticas practicando técnicas abstractas que casi no tenían sentido para lo que hacíamos en nuestra vida cotidiana.

Vimos todos estos ejemplos en nuestro artículo anterior, titulado Contenido para aprender (a aprender): las herramientas digitales en la educación moderna. En él hablamos sobre la importancia de los contenidos a la hora de ayudar a formar a las nuevas generaciones.

Es la hora de hablar sobre la importancia de la metodología. Un concepto completamente de la mano con el de contenidos

La mejor manera de comprenderlo es a través de los mismos ejemplos. 

• LEE TAMBIÉN: Contenido para aprender (a aprender): las herramientas digitales en la educación moderna

¿Te imaginas haber aprendido física y química mientras construías tu propio robot que podía caminar y hablar?

¿Aprender historia mientras caminabas directamente por entre los hombres y mujeres que construyeron piedra a piedra el Templo de Kukulkán en Chichén Itzá? 

¿Adquirir el gusto por la literatura universal mientras entrevistaste, literalmente, a tu personaje de fantasía favorito? 

¿Aprender matemáticas construyendo un vehículo pequeño en el que pudieron caber tú y tus compañeros?

Todos los ejemplos son reales y existen. Y están más cerca de lo que crees. Muchos colegios Knotion aplican esas metodologías. Sus alumnos han construido robots y vehículos ligeros, y han caminado por escenarios históricos que existieron hace mil años. 

Toda esa forma de aprender es parte de lo que llamamos metodología

Si tuviéramos que situar en su justa proporción a la metodología podríamos decir: 

Se trata de la otra mitad del pastel que compone el proceso educativo en el mundo de hoy. (La primera mitad es el contenido). 

Los alumnos Knotion han construido robots y vehículos ligeros, y han caminado por escenarios históricos que existieron hace mil años. 

​​La metodología educativa es muy importante. Tan importante como el contenido. Las metodologías educativas se definen como aquellas herramientas, técnicas, estrategias y métodos que usan los maestros para asegurarles a los alumnos una experiencia activa y significativa en el proceso de aprendizaje. 

En otras palabras: la manera como se enseña un contenido.

Otra de las piedras fundamentales del aprendizaje.

Las metodologías modernas

En la actualidad existen muchas metodologías educativas. 

Es muy frecuente que un proyecto educativo utilice sus propias metodologías basadas en fórmulas probadas. No existe una metodología inherentemente mejor que otra: sería imposible, dado que cada persona adquiere el conocimiento de una forma distinta. 

Definir la metodología adecuada para un alumno, un grupo de alumnos o una institución educativa, requiere evaluar, diagnosticar y analizar las capacidades y dificultades de cada uno de los alumnos y alumnas. 

Así, la metodología educativa adecuada dependerá sobre todo del contexto en el que se implemente, y de las características de cada grupo de alumnos.

Sin embargo, todo lo anterior no quiere decir que sobre este tema todas las opiniones sean igual de válidas. Se ha estudiado en profundidad la importancia y las características de una metodología moderna, y en conclusión existen algunas técnicas innovadoras universalmente aceptadas como aquellas con las cuales el proceso de aprendizaje se efectúa de mejor manera. 

Definir la metodología adecuada para un alumno, un grupo de alumnos o una institución educativa, requiere evaluar, diagnosticar y analizar las capacidades y dificultades de cada uno de los alumnos y alumnas. 

Una metodología educativa moderna busca cumplir varios requisitos. Algunos de ellos son: 

  • Tener la capacidad de evaluar, diagnosticar y analizar las capacidades y dificultades de cada uno de los alumnos y alumnas; 
  • Adaptarse a las necesidades de todos y cada uno de los alumnos;
  • Poner fin a la enseñanza basada en la memorización;
  • Permitir que los participantes aprendan a través de la indagación y el descubrimiento;
  • Orientar el trabajo a la resolución de problemas;
  • Mejorar la retención de conceptos abstractos;
  • Favorecer el aprendizaje colaborativo y autónomo. 

Producto de lo anterior, si tuviéramos que dotar a las metodologías modernas de una palabra clave que la defina, esta sería:

Adaptabilidad. 

La capacidad de responder a tiempo a los cambios que se producen en el entorno. 

Un modelo adaptativo y personalizado

La capacidad de responder a tiempo a los cambios que se producen en el entorno tomando en cuenta los intereses y capacidades de cada uno de los alumnos —es decir, disponer de un modelo adaptativo y personalizado— es uno de los factores que hará una diferencia positiva en el proceso de aprendizaje.

De esa adaptabilidad dependerá el interés de los alumnos y alumnas por un contenido determinado, el compromiso de los maestros y, finalmente, el grado de  aprovechamiento del proceso de aprendizaje.

Lo anterior surge de un proceso largamente estudiado y probado. En específico se funda en el el enfoque Constructivista, que supone la superación del enfoque conductista  que  consideraba  el aprendizaje como  producto  o  conducta adquirida.

En el constructivismo el proceso enseñanza – aprendizaje está centrado en los procesos del educando que aprende, partiendo de sus propias habilidades, estrategias que domina y modelos conductuales que posee.

La tecnología es una aliada extraordinaria para tener esa adaptabilidad. 

La tecnología permite entender con todo detalle las características e intereses de cada alumno. También permite ofrecerles el contenido de una forma mucho más amable. No es lo mismo aprender las partes del cuerpo humano a través de los dibujos de un libro que aprenderlos mirando cómo un sistema nervioso camina por el salón de clases e interactúa con los alumnos gracias a la realidad aumentada. 

¿Entiendes la diferencia? 

Algunas de las herramientas o técnicas más utilizadas en las metodologías modernas son:  

  • Gamificación. Técnica que traslada la mecánica de los juegos a los procesos de enseñanza y aprendizaje en la búsqueda de mejores resultados.  
  • Visual Thinking. Una estrategia de educación infantil en la que, básicamente, se cuentan historias a través de dibujos. 
  • Design Thinking. Metodología del pensamiento de diseño, que considera el análisis, el raciocinio y la intuición como la mejor ruta para identificar problemas y generar soluciones específicas. 
  • Thinking based learning. Se basa en desarrollar destrezas del pensamiento más allá de la memorización, con el fin de mejorar la capacidad de análisis y argumentación de los alumnos. 
  • Aprendizaje basado en competencias. Metodología enfocada en las competencias, necesidades y, sobre todo, motivaciones de cada alumno.
  • Aprendizaje por descubrimiento. Crea y diseña las condiciones óptimas para que cada alumno descubra los conceptos y sus relaciones de una forma activa.
  • Aprendizaje cooperativo. Modelo que busca fomentar las interacciones entre docentes y estudiantes de principio a fin.
  • Aprendizaje basado en proyectos. Modelo basado en el método científico que busca responder una pregunta de verdadera importancia para los alumnos o de averiguar cómo funciona cierto fenómeno.

En el caso de Knotion, cuenta con su propio modelo de educación moderna basado en los postulados anteriores, Su nombre es IMPAct Model Learning, y a través de cuatro etapas —Identifico, Mapeo, Propongo y Actúo—  permite a los alumnos resolver retos transdisciplinarios mientras desarrollan un entendimiento real y generan acciones con impacto positivo en el mundo que los rodea.

LEE AQUÍ: Knotion IMPAct Learning Model: ¡educación para cambiar el mundo!

La mejor manera de aprender es dando a los alumnos aquellas herramientas y materias acordes a sus propios intereses y capacidades. Las metodologías realmente modernas se fundan en ese principio, y la tecnología es el mejor aliado para conseguirlo. No se trata solo del contenido, sino también de la forma de enseñarlo. Aprender física y química construyendo tu propio robot, Historia mientras caminas por entre los hombres y mujeres que construyeron el Templo de Kukulkán, literatura entrevistando a tu personaje de fantasía favorito, o matemáticas construyendo un vehículo, es perfectamente posible.

La educación del futuro ya está aquí. Y Knotion ya está preparado para preparar de la mejor manera a las nuevas generaciones. 

FUENTES:

Total
0
Shares
Podría gustarte también
Total
0
Share